HIPOACUSIA INFANTIL

La pérdida de audición, o hipoacusia, infantil, llega a afectar a entre 1 y 5 recién nacidos de cada mil, y un 80% de los casos está presente, ya desde el momento del nacimiento, la detección temprana, es esencial.

A partir de los 12 meses, se realizan las audiometrías infantiles y se diferencian de las audiometrías a adultos, porque las primeras se realizan a través de juegos, fotos, etc…

Primeros meses de vida

En los primeros años del niño, la audición es un aspecto esencial para el desarrollo emocional, social y cognitivo del bebé. Incluso si tiene una pérdida parcial o leve de la audición, puede afectar la capacidad de un niño de hablar y entender el lenguaje. Los niños, tienen una naturaleza muy viva y despierta, por lo que, aunque un niño reaccione bien al sonido externo, no quiere decir que escuche con claridad a todo lo que le rodea.

Debemos tener en cuenta que el hecho de que un bebé no se inmute cuando duerme o cuando suene el timbre, es normal. Si el niño tiene mucho sueño, dormirá como un bendito y será complicado que ese sonido lo llegue a despertar.

También hay que tener en cuenta que un resfriado o una infección de oído, puede afectar de forma temporal la capacidad auditiva del niño.

En un ambiente normalizado, el bebé debe reaccionar con naturalidad a sonidos fuertes y, al mismo tiempo, reaccionar a la voz de los padres por medio del volteo de cabeza o llegar a calmarse, si está alterado.

Los siguientes pasos, nos van a ayudar para los primeros meses de vida del bebé.

De 0 a 3 meses. Un aplauso fuerte con las manos, deberá producir una reacción del bebé.

De 3 a 6 meses. Cuando sus padres lo llaman por su nombre, o encuentra sonidos alrededor, deberá reaccionar con curiosidad por ver dónde está ese sonido.

De 6 a 10 meses. Es evidente que cada vez reacciona a más estímulos, como puede ser la un aspirador, un teléfono o incluso el televisor.

De 10 a 15 meses. Los objetos le son familiares y comienza a señalar con su dedito. Se le debe pedir con una voz en volumen normal, que objeto debe señalar y veremos que es normal que no señale los objetos que le ordenemos. Pero si no indica ningún objeto, ni reacciona ante nuestra voz, eso si que puede ser una señal de que no nos oye.

Ante la duda, siempre es conveniente acudir a nuestro centro especializado en Audiología Infantil en Alicante, Calpe o Torrevieja, donde con mucho gusto les atenderán nuestros Técnicos Audioprotesistas. Recuerde que la detección temprana de la hipoacusia infantil, es esencial.